patrocinador2

Visita mi Blog dentro de los en Coobis.

sábado, 20 de diciembre de 2014

EFECTOS DEL ALCOHOL SOBRE LOS MEDICAMENTOS



¡Hola chic@s!

El alcohol es una droga socialmente aceptada, que en cantidades moderadas de determinadas bebidas como vino o cerveza incluso puede ser beneficiosa para la salud, ya que éstas contienen diversos antioxidantes y otras sustancias buenas para el organismo. Pero, ahora bien,¿qué pasa cuando tenemos que tomar medicamentos, otro tóxico para el organismo?¿todos interaccionan? ¿me intoxicaré?¿puedo mezclarlos sin problema?
Pues no, ni una cosa ni otra, algunos medicamentos interaccionan con el alcohol, pero ni son todos, ni lo hacen de la misma manera. Por otra parte, el efecto de los fármacos se modifica de manera distinta cuando el consumo es agudo o crónico.




Beber esporádicamente alcohol inhibe el metabolismo hepático de algunos fármacos, es decir, cambia (enlentece) el modo en que el hígado procesa y elimina éstos medicamentos, por tanto aumenta su actividad. Ésto ocurre por ejemplo con benzodiacepinas (tranquilizantes), fenobarbital (barbitúrico),fenitoína (antiepiléptico).

En los alcoholicos crónicos hay una estimulación de las enzimas hepáticas responsables de metabolizar el alcohol, por tanto aumenta la tasa de biotransformación, (los medicamentos permanecen menos tiempo en sangre) ésto hace que disminuya la actividad de algunos fármacos, por tanto hace falta más cantidad de los mismos para que haga el mismo efecto. Ésto ocurre con algunos antidiabéticos orales y anticoagulantes, por tanto ésto se deberá tener en cuenta en los tratamientos para ajustar la dosis.

Vamos a centrarnos en los medicamentos más habituales:

  • Depresores del Sistema Nervioso Central: ansiolíticos, hipnóticos, antihistamínicos, etc. Ya éstos fármacos producen unos efectos similares al los del alcohol (somnolencia, sedación,etc), para colmo, como he dicho antes, la ingesta aguda de alcohol produce una inhibición de su metabolismo, por tanto sus efectos se verán doblemente aumentados, y el individuo experimentará una gran alteración psicomotora.
  • Analgésicos y antinflamatorios: Ibuprofeno, ácido acetilsalicílico, diclofenaco,etc. La administración de los mismos conjuntamente con alcohol puede aumentar el riesgo de lesiones gástricas, (dolor de estómago, sensación de quemazón y en casos más graves úlcera gástricas), también aumenta el tiempo de hemorragia. La combinación alcohol-paracetamol, puede dar lugar a aparición de metabolitos tóxicos para el hígado.
  • Antibióticos: Los más comunes como la amoxicilina no tiene una interacción clara, parece ser que el alcohol disminuye la concentración en sangre de algunos antibióticos, lo que repercute en una falta de eficacia. Con los que hay que tener mucha precaución es con las cefalosporinas y el metronidazol, a continuación os explico por qué.
Existe una interacción llamada"efecto antabus" que se da cuando se administran conjuntamente ciertos medicamentos y alcohol, lo que ocurre es que se inhibe el metabolismo del alcohol, por tanto su concentración en sangre aumenta de manera desproporcionada, lo que provoca una serie de manifestaciones clínicas desagradables, como náuseas, vómitos, sudoración y enrojecimiento de la cara. Ésto ocurre a los pocos minutos de la ingestión alcohólica. Entre los medicamentos que provocan éste efecto están el disufiram (fármaco usado para el tratamiento del alcoholismo), algunas cefalosporinas: cefamandol, cefoperazona, cefotetén (antibióticos), la clorpromamida (antidiabético), ketoconazol (antifúngico) y el metronidazol (antibótico).



Conclusión: ¿qué pasa si estoy tomando un tratamiento y quiero beber alcohol? pues depende del tratamiento y de la cantidad de alcohol, si es un tratamiento crónico importante, como antidiabéticos orales o anticoagulantes, yo no me la jugaría, ya que oscilaciones en la cantidad de fármaco en sangre pueden comprometer tu salud, pero si por el contrario es un tratamiento con amoxicilina (nada de cefalosporinas que producen el efecto antabus) o te has tomado un ibuprofeno para un dolor de cabeza o de muelas, no veo ningún problema en que te tomes una cerveza o un vaso de vino. 
De todas formas, por regla general no se debe tomar alcohol cuando estás tomando medicamentos, ya que duplicas la cantidad de tóxico que entra en tu organismo y que tu hígado tiene que eliminar, y por desgracia, no tenemos hígado de repuesto.

Ésto es todo por hoy, hasta la próxima!

Podéis seguirme en Facebook:
www.facebook.com/lavidadesdelafarmaciaface

Y en Instagram:
www.instagram.com/lavidadesdelafarmacia





1 comentario:

  1. Great post! Follow each other on GFC? If yes, follow me and I follow back as soon as i see it. Let me know with a comment on my blog!

    Keep in touch! ❤❤❤
    Algo pasa con Mary

    ResponderEliminar