patrocinador2

Visita mi Blog dentro de los en Coobis.

miércoles, 8 de octubre de 2014

¿LA SACARINA ES CANCERÍGENA? STEVIA ALTERNATIVA NATURAL

¿Hola chic@s!
Os cuento la historia del inicio de éste post... Hace unos meses una clienta de la farmacia me encargó un edulcorante natural, llamado Stevia, por lo visto era la alternativa a la "odiosa" sacarina sintética, de la que desde hace tiempo corría el rumor de que es cancerígena, o podría llegar a serlo a dosis altas.
Éste rumor daba a entender que si consumías sacarina varias veces al día durante muchos años de tu vida (como es el caso de muchos diabéticos, por ejemplo) podría producirte algún tipo de cáncer. Y punto, sin más rodeos ni más investigaciones. 
Sin embargo, la stevia era el bonito e inocuo edulcorante natural "nuevo" que todos estábamos esperando, que no sólo no producía cáncer, como la sacarina, sino que además tenía multitud de propiedades beneficiosas, el cual no usábamos antes porque no se había descubierto.

En fin, cuál es mi sorpresa cuando me da por investigar a los edulcorantes de moda, que ni uno es tan perfecto ni el otro tan cancerígeno. Empezaré por describriros brevemente las cualidades de cada uno de ellos.


SACARINA
Es uno de los edulcorantes más antiguos. En la industria alimentaria se conoce con las siglas E954 (ésto es lo que tenéis que buscar en la composición de los alimentos para ver si la contienen).
Se obtiene mediante síntesis química del tolueno o de otros derivados del petróleo. Se suele utilizar en dilución acuosa en forma de sal sódica. Tiene un regusto amargo que suele enmascararse con otras sustancias.

Ahora bien, ¿de donde vienen las dudas sobre la toxicidad de la sacarina?
En los años setenta, un grupo de investigadores indicaron que dosis altas de sacarina eran capaces de producir cáncer de vejiga en las ratas (por supuesto, ésto no está probado en humanos). Por lo visto, no es que la sacarina por sí misma fuera carcinogénica, es que ésta producía una irritación continua en éste órgano, como respuesta se producía una proliferación celular para reparar daños y en algunos casos ésta proliferación quedaba fuera de control y daba lugar a la producción de tumores.

Por tanto, ésto es difícil que se reproduzca en humanos, y con las concentraciones en la dieta que realmente utilizamos las personas el riesgo de agresión a la vejiga sería prácticamente nulo, ya que en humanos éstas concentraciones altas equivaldrían aproximadamente a unas 250 latas de refresco al día, y ésto mantenido en el tiempo, es más fácil que enferme por la cantidad de gas o de cafeína (si la llevara) que por la sacarina.

Podemos decir, que la cantidad de sacarina que se ha establecido como segura es de 2,5 mg/Kg de peso corporal/día.

STEVIA
Edulcorante y sustituto del azúcar obtenido a partir de las hojas de una planta Stevia rebaudiana. Ha sido utilizado durante décadas como edulcorante en Japón (así que lo de reciente descubrimiento, nada).
Sus extractos, glicósidos de steviol,(nombre comercial E960), tienen hasta 300 veces más dulzor que el azúcar, no altera el sabor del alimento que endulza, no tiene calorías, aporta hierro, fósforo, fibra, calcio, potasio, zinc, y vitaminas A y C.
La dosis máxima diaria es de 4mg/Kg de peso/día.

Visto ésto, a simple vista, parece que tiene más beneficios que la sacarina, pues bien, no se han acabado sus ventajas, parece ser, por estudios en animales de laboratorio que stevia tiene una serie de efectos positivos en el cuerpo humano:
  • Ayuda a disminuir la tensión arterial
  • Efectos hipoglucemiantes, disminuye los niveles de azúcar en sangre. Existen estudios que demuestran que la stevia actúa sobre las células beta del páncreas estimulando la producción de insulina de manera natural.
Ambos efectos, en principio serían ventajas, pero hasta cierto punto, ya que podría interactuar con los medicamentos utilizados para dicho fin, es decir, con antihipertensivos y antidiabéticos. 

Pero éste edulcorante lleno de virtudes también tiene su lado oscuro.
  • Propiedades anticonceptivas:parece ser que el abuso o consumo excesivo de stevia podría reducir la fertilidad. Parece una tontería, porque sólo está demostrado en estudios con roedores, pero si una mujer que trata de quedarse embarazada y que lo consume habitualmente se entera de ésto no creo que le haga ninguna gracia.
  • Está contraindicado en embarazo y lactancia, ya que no hay estudios que garanticen su uso durante éstos períodos
  • Personas con alergias a los crisantemos y otras alergias a pólenes, utilizar con precaución.

Conclusión y opinión

En primer lugar, he de deciros, que la cantidad de edulcorantes que se usa en alimentación no es libre. En España tenemos una lista de edulcorantes autorizados para la alimentación y sus condiciones de uso regulados en el 
Real Decreto 2002/1995, de 7 de diciembre y sus modificaciones.
En Europa es la EFSA (European Food Safety Authority) y en Estados Unidos la FDA (Food and Drud Administration),son las que evalúan de manera continua la seguridad de los edulcorantes alimentarios y marcan las condiciones de uso.
Éstos organismos indican, por medio de estudios realizados, la IDA, que es la cantidad de edulcorante que puede consumirse diariamente con seguridad a lo largo de la vida de una persona sin ocasionar problemas de salud. Ésta IDA es bastante alta, los adultos que consumen habitualmente productos con edulcorantes, apenas ingieren un máximo del 25% de la IDA de sacarina, ciclamato o aspartamo.

Por tanto, yo personalmente creo que no es para tanto, los niveles de toxicidad y de efectos secundarios son casi inalcanzables, lo que pasa es que muchas veces se crean psicosis con cualquier cosa. Llevamos décadas usando sacarina sin que ocurra nada, a nadie le ha dado cáncer por tomar sacarina, ahora, se introduce en España la stevia,(como he dicho antes en otros países ya se usaba) y sospechosamente cae la fama de la sacarina.Estamos de acuerdo que la stevia es un producto natural, con minerales, vitaminas, no lo extraen del petróleo... pero tampoco es maravilloso, también tiene sus inconvenientes, por ejemplo para diabéticos (que sería su mayor público) si baja la glucosa en sangre, sería complicado para su tratamiento.

Conclusión: ni una es tan buena, ni la otra es tan mala, podemos tomar la que queramos sin riesgo ninguno, al menos a mí me lo parece, yo no he dejado de tomar sacarina, y que no hay que dejarse llevar por informaciones dudosas que muchas veces tienen un interés puramente comercial.

Esto es todo por hoy, hasta la próxima.

Podéis seguirme en facebook:

Y/o en instagram:

No hay comentarios:

Publicar un comentario