patrocinador2

Visita mi Blog dentro de los en Coobis.

martes, 2 de septiembre de 2014

¿CÓMO SUPERAR LA DEPRESIÓN POSTVACACIONAL?

  Las vacaciones con dos niñas pequeñas (2 y 4 años) son complicadas, digamos que existen pocos momentos relajantes o que desconectes de verdad (bueno si, cuando duermen... y duermen bastante mal, por cierto), por tanto, muchas veces la entrada al trabajo es un respiro, y más cuando como a mí, te gusta tu trabajo.

Pero en caso de que vuestras vacaciones hayan sido inolvidables: un viaje fantástico, una estancia relajante en una casa rural o simplemente una sucesión de momentos estupendos con la familia o los amigos, entiendo que volver al trabajo o a la rutina diaria resulte estresante e incluso podáis estar al borde de la depresión. Ésto es lo que está catalogado como depresión postvacacional.

La depresión postvacacional es un síndrome que experimenta mucha gente al finalizar sus vacaciones y reincorporarse a sus puestos de trabajo y a su vida cotidiana. Aunque los psicólogos y psiquiatras no se ponen de acuerdo acerca si se debe considerar como tal, se trata de un síndrome que suele presentar unos síntomas muy parecidos a los de una depresión clínica: sensación de apatía, desánimo, irritabilidad, dificultad para relacionarse con los demás, insomnio...etc.
En casos graves puede llegar a provocar estados de ansiedad, trastornos digestivos y taquicardias.

A continuación os daré algunas claves, para que tratéis de ponerlas en práctica y ésta depresión no llegue a los casos graves, ya que ahí habría que acudir al médico para que recete los ansiados/temidos ansiolíticos y antidepresivos.

  • Comienza poco a poco. Entra (en la medida de lo posible) en la rutina progresivamente, en el trabajo no trates de ponerte al día ni actualizar todo el trabajo atrasado el primer día, evita al compañero cargante, invéntate unas super vacaciones en el Caribe para dar envidia a los demás y en casa comienza con tus hábitos cotidianos con calma (ponte en modo no combativo).

  • Intenta comenzar con tu rutina de forma positiva. Piensa en positivo, te ayudará.

  • Piensa que éstos no son los únicos días libres del año, organízate para sacar partido de fines de semana, puentes y otros días libres.

  • Es buen momento para intentar cambiar lo que no te guste de tu trabajo y de tu vida personal. Trabaja sobre las cosas positivas de tu vida.

  • Ocupa tus horas libres de cada día en pequeñas cosa que te agraden: leer, escribir, escuchar música, algún hobby...

  • Comienza una colección, en septiembre nos bombardean con millones de colecciones, como dedales del mundo, construye tu propio barco con palillos de dientes, son muy interesantes y a precios muy asequibles.

  • Aprende un idioma, te servirá de distracción y puede servirte en el futuro, el chino está despuntando como "el nuevo inglés".

  • Practica un deporte de riesgo: puenting, rafting.. o lo que sea, descargarás tanta adrenalina que a tu organismo no le quedarán fuerzas casi ni para parpadear, por tanto, no podrás deprimirte.

  • Sal con amigos, pero con los más divertidos, no quedes con el "penas" que siempre está contándote sus problemas o te deprimirá más.
Siguiendo éstas pautas (en clave de humor) verás como no te enfrascarás tan profundamente en una rutina aburrida y afrontarás la vida de un modo más relajado, y esos días tristes en que te acuerdas con nostalgia de las vacaciones pasarán rápido.

Espero que os haya gustado y hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario